‘TODAS LAS NOCHES DE UN DÍA’, PRECIOSO DRAMA ENTRE AMORES Y PLANTAS (TEATRO BELLAS ARTES, HASTA EL 1 DE MARZO)

Todas las noches de un día

‘Todas las noches de un día’ es una de las mejores obras que se pueden contemplar actualmente en la cartelera teatral madrileña (hasta el 1 de marzo en el Teatro Bellas Artes), donde el montaje cerrará su exitosa gira de dos años por toda España. Un maravilloso e inédito texto poético de Alberto Conejero que dirige Luis Luque con dos actores fascinantes como Carmelo Gómez y Ana Torrent, quienes cautivan al espectador con una relación única en un entorno sugerente.

Todas las noches de un día

La función cuenta la historia de la relación entre Samuel y Silvia. Un jardinero que entra a trabajar y a vivir en la casa de una mujer cuyo tío ha fallecido. La obra se desarrolla en el jardín de la casa de Silvia, donde Samuel hace su trabajo y cuida de una mujer que está rota. Como buen jardinero, cuida de las plantas que están mal y Silvia es una de ellas, aunque el personaje que borda Ana Torrent sabe más de la vida y de las plantas que el brillantemente caracterizado por Carmelo Gómez. Con el roce surge el amor de Samuel por Silvia, uno de esos amores que nunca llegan a funcionar porque amas a quien no te corresponde o a alguien que se marchó. Lo mismo que le sucede a ella.

Todas las noches de un día

‘Todas las noches de un día’ conecta el mundo del jardín con nuestra realidad, dos mundo aparentemente lejanos pero que tienen mucho que ver. El jardín condensa la esencia vital y en este hábitat escénico se va desarrollando la acción, el íntimo vínculo entre sus dos personajes durante el interrogatorio a Samuel por la desaparición de Silvia con múltiples protagonistas que no se ven. La oscuridad, los silencios, la esperanza, las promesas, el futuro y –sobre todo- el amor constituyen los ejes temáticos de una obra sensacional, de esas que perdurarán en la memoria. Un guión brutal, una escenografía perfecta y dos actores mayúsculos sintiendo la vida, creando arte. Lástima que, como sucede tan a menudo, las continuas toses en las butacas perturben una cita mística, un encuentro majestuoso con el teatro más genuino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s